Cocogum le ofrece la oportunidad de negociar en forma interactiva. !La información es la base de los buenos negocios!
logo

| Index Bogotá | Unidades Multiples Comerciales |Alimentos | Proteína Animal | Tecnología | Normas HACCP

Unidad Múltiple Comercial de Alimentos
Proteína Animal - Tecnología - Normas HACCP

Como Funcionamos

Este portal está diseñado para prestar servicios comerciales y técnicos, con una información eficiente y veráz sobre la cadena de la carne.
Aqui puede encontrar o solicitar la información sobre precios, productores o existencias, asistencia técnica sobre control de bogotadad, desarrollos técnicos y normatividad nacional e internacional, recibiendo la cotización via email, fax, teléfono fijo, celular o en mensaje de texto, de acuerdo con el medio escogido en su solicitud.

Todos los servicios de publicación general se ofrecen de forma gratuita, los negocios prestados a través de nuestra estructura generan una comisión pactada previamente a la hora de la publicación.Los servicios de consulta asistida tiene unos costos definidos en el momento de la negociación, incluye la gestión de cotización, compras y despachos a nivel nacional o internacional.

Aqui usted puede encontrar:
Centro de Información
Si necesita negociar o preguntar algo
Inscribase o ingrese su código, haga click aqui
O nos envia un mensaje o Aqui
El Chat funciona de las 19:00 a las 20:00 todos los días o llame al 300 613 5721
Participe de nuestro Forum

The Hazard Analysis Critical Control Point System  Y las Buenas Prácticas de Manufactura

Las BPM son útiles para el diseño y funcionamiento de los establecimientos, y para el desarrollo de procesos y productos relacionados con la alimentación. Es  indispensable que estén implementadas previamente, para aplicar posteriormente el Sistema HACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control), un programa de Gestión de Calidad Total  (TQM) o un Sistema de Calidad como ISO 9000.

Para asegurarnos que nuestro producto sea seguro, debemos comenzar por verificar que las materias primas usadas estén en condiciones que aseguren la protección contra contaminantes (físicos, químicos y biológicos). Por otro lado, es importante que sean almacenadas según su origen, y separadas de los productos terminados, como también de sustancias tóxicas (plaguicidas, solventes u otras sustancias), de manera de  impedir la contaminación cruzada. Además, deben tenerse en cuentas las condiciones óptimas de almacenamiento como temperatura, humedad, ventilación e iluminación En cuanto a la estructura del establecimiento , los equipos y los utensilios para la manipulación de alimentos, deben ser de un material que no transmita sustancias tóxicas, olores, ni sabores. Las superficies de trabajo no deben tener hoyos, ni grietas. Se recomienda evitar el uso de maderas y de productos que puedan corroerse, y se aconseja como material adecuado acero inoxidable .

Es importante aclarar que no sólo se debe considerar la forma de elaboración del producto para que sea de “bogotadad”, sino también la higiene durante el proceso. Entonces, para la limpieza y la desinfección es necesario utilizar productos que no tengan olor ya que pueden producir contaminaciones además de enmascarar otros olores. Por otro lado, el agua utilizada debe ser potable, provista a presión adecuada y a la temperatura necesaria. Específicamente, para organizar estas tareas, es recomendable aplicar los POES (Procedimientos Operativos Estandarizados de Saneamiento) que describen qué, cómo, cuándo y dónde limpiar y desinfectar, así como los registros y advertencias que deben respetarse.

Se aconseja que todas las personas que manipulen alimentos reciban capacitación sobre "Hábitos y manipulación higiénica". Este entrenamiento es responsabilidad de la empresa y debe ser adecuado y continuo. Además, debe controlarse el estado de salud y la aparición de posibles enfermedades contagiosas entre  los manipuladores.

Es indispensable el lavado de manos de manera frecuente y minuciosa con un agente de limpieza autorizado, con agua potable y con cepillo. Debe realizarse antes de iniciar el trabajo, inmediatamente después de haber hecho uso de los retretes, de haber manipulado material contaminado y todas las veces que las manos se vuelvan un factor contaminante.  Debe haber indicadores que recuerden lavarse las manos y un control que garantice el cumplimiento.

El material destinado para el envasado y el empaque deben inspeccionarse siempre con el objetivo de tener la seguridad de que se encuentran en buen estado .

Los vehículos de transporte deben estar autorizados por un organismo competente y recibir un tratamiento higiénico similar al que se de al establecimiento. Los alimentos refrigerados o congelados deben tener un transporte equipado especialmente, que cuente con medios para verificar la humedad y la temperatura adecuada.

En cuanto al cumplimiento de todas estas pautas, se cuenta con los controles que sirven para detectar la presencia de contaminantes físicos, químicos y/o microbiológicos. Asimismo, hay que verificar que éstos se lleven a cabo correctamente, por lo que deben realizarse análisis que monitoreen si los parámetros indicadores de los procesos y productos reflejan su real estado. Se pueden hacer controles de residuos de pesticidas, detector de metales y controlar tiempos y temperaturas, por ejemplo.

Es indispensable acompañar estas prácticas con documentación. De esta manera, se   permite un fácil y rápido rastreo de productos ante la investigación de productos defectuosos.

En resumen, estas prácticas garantizan que las operaciones se realicen higiénicamente desde la llegada de la materia prima hasta obtener el producto terminado. Por tanto, todas aquellas empresas y personas que están involucradas en una cadena agroalimentaria, no pueden, ni deben ser ajenas a la implementación de las BPM.

Estás prácticas son exigidas por los clientes. Su ejercicio le permitirá mantener vigente su negocio y crece en el mercado.

© Diseño: Gum 2008      cdocogum@cocogum.org